¿Por qué, para uso tópico, se deben diluir los aceites esenciales?

dilución aceite esencial
En aromaterapia, la mayoría de los casos reportados de reacciones adversas, se debe a la aplicación de aceites esenciales puros sobre la piel.

Los aceites esenciales NO deben ser aplicados sin diluir sobre la piel*. En aromaterapia, la mayoría de los casos reportados de reacciones adversas, se debe a la aplicación de aceites esenciales puros sobre la piel.

Las reacciones adversas a la piel pueden ser: irritación, urticaria por contacto, dermatitis alérgica o fotosensibilidad.

En el caso de la irritación, la inflamación de la piel puede ser disminuida al aplicar un aceite vegetal que ayudará a diluir el exceso de aceite esencial. En el caso de la dermatitis alérgica, es completamente diferente, ya que, al tratarse de una alergia, quiere decir que el sistema inmune ha creado anticuerpos al alergeno (en éste caso, el aceite esencial) lo que significa que la próxima vez que la piel sea expuesta al mismo aceite esencial la reacción alérgica aparecerá nuevamente. Es decir, se ha adquirido una alergia de por vida (o al menos, por un par de décadas). Algunos aceites esenciales, como lemongrass, canela o clavo de olor, son más probables de causar reacciones alérgicas por lo que éstos deben ser más diluidos el ser aplicados a la piel.

Hay algunos aceites esenciales que poseen componentes que son fototóxicos, o sea, son capaces de absorber luz ultravioleta más eficientemente que lo que lo hace normalmente nuestra piel. Por ésta razón, al usar éste tipo de aceites esenciales la precaución es mayor (las diluciones recomendadas son mayores).

Existen diferentes porcentajes recomendados de dilución para los aceites esenciales. Dichos porcentajes dependerán del método de uso, zona de aplicación, razón de uso, edad de la persona, estado de salud de la persona, situación especial (¿embarazada? ¿amamantando?) y aceite esencial en uso (¿dermocaústico? ¿fototóxico? ¿persona con sensibilidad?). Como ves, bastantes puntos a considerar, por lo que una regla de dilución general de los aceites esenciales no existe.

* Siendo estrictos, existen algunos aceites esenciales específicos que sí pueden ser aplicados puros, pero sólo para casos puntuales y por tiempo reducido, pero por seguridad, como regla general, diremos que los “aceites esenciales siempre deben ser aplicados diluidos sobre la piel”.