Cómo usar aceites esenciales cítricos de forma segura

aceites esenciales cítricos
Para usar aceites esenciales cítricos en nuestros preparados de uso tópico, es necesario seguir ciertas guías de seguridad.

La fotosensibilización puede ocurrir con ciertos componentes presentes en algunos aceites esenciales (principalmente furanocumarinas) que reaccionan al ser expuestos a la luz ultravioleta, causando inflamación, rojez y quemaduras a la piel.

Se ha popularizado la creencia que los aceites esenciales obtenidos de frutos cítricos son fototóxicos (o sea, que producen fotosensibilización), por lo que no se deben usar en preparaciones que serán usadas de forma tópica (sobre la piel). Si bien, existen aceites esenciales cítricos fototóxicos, existen otros cítricos también que no lo son. Además, aquellos que son fototóxicos, si pueden ser usados sobre la piel, pero siempre respetando las diluciones máximas seguras.

Primero, veamos cuáles aceites esenciales cítricos NO son fototóxicos por lo que pueden ser usados de forma segura en diluciones normales para cualquier otro tipo de aceite esencial:

  • Lima destilada (Citrus reticulata) – NO prensada en frío la cual si es fototóxica.
  • Naranja dulce (Citrus sinensis)
  • Mandarina (Citrus reticulata)
  • Bergamota FCF (Citrus bergamia) – FCF significa que al AE se le ha quitado las furanocumarinas

Los siguientes, son fototóxicos, pero poseen diluciones máximas seguras:

  • Bergamota (Citrus bergamia) – 0.4%
  • Limón (Citrus limon) – 2%
  • Lima (Citrus aurantifolia) – 0.7%
  • Pomelo (Citrus x paradisi) – 4%

Los aceites esenciales de frutos cítricos poseen un aroma muy rico y hacen que una preparación tenga un aroma más completo e interesante. Por otro lado, poseen muy buenas propiedades para uso cosmético. En éste caso, es importante tener presente que sí se pueden usar, pero siempre respetando las diluciones máximas para evitar la fotosensibilización.