Aceites esenciales de lavanda y árbol de té ¿disruptores hormonales?

Desde hace algún tiempo, y en especial las últimas semanas, he recibido varias consultas y comentarios respecto a que si los aceites esenciales de lavanda y árbol de té son realmente disruptores hormonales, por lo que no deberían usarse en niños y hombres, ya que tendrían compuestos químicos con propiedades similares u opuestas al estrógeno humano. Para ayudar a aclarar éste tema, me apoyaré en las investigaciones y datos recopilados por el reconocido experto inglés en aromaterapia, Robert Tisserand, quien hace unas semanas habló sobre éste tema en su fanpage a través de un vídeo en el cual cuenta su visión sobre éste tema.

A continuación, traduzco al español las afirmaciones realizadas por Robert Tisserand al respecto:

    • Nuevas investigaciones no confirman los efectos estrogénicos de los aceites esenciales
    • La investigación que no ha sido aún publicada, pero ha sido sujeto de un nuevo comunicado de prensa, pareciera añadir evidencia algo nueva o convincente de que los aceites esenciales presentan algún riesgo de disrupción hormonal.
    • El estudio dice demostrar que, de 8 constituyentes de aceites esenciales estudiados, todos demostraron un efecto hormonal in vitro, ya sea estrogénico o anti-estrogénico. Los constituyentes fueron seleccionados porque están presentes en los aceites esenciales de lavanda y árbol de té, los cuáles fueron objeto de estudio de investigaciones anteriores realizadas por Korach.
    • Esto fue un estudio in vitro, el cual no nos dice que este efecto suceda en el cuerpo humano, o cual sería la dosis umbral.
    • La investigación completa aún no ha sido publicada, por lo que no sabemos cuán potente los efectos fueron. Actividad estrogénica muy baja, 10.000 veces más débil que el estrógeno humano, es típico de estrógenos de fuentes vegetales.
    • Investigaciones realizadas utilizando un protocolo estándar en ratas preñadas ha demostrado que el aceite esencial de lavanda aplicado tópicamente es no estrogénico.
    • En casos en que el aceite esencial de lavanda se piensa que ha causado crecimiento mamario en niños pre-púberes, ninguno de ellos mostró niveles de estrógeno elevados.
    • Es factible que los efectos hormonales vistos en las pruebas in vitro son causados por ftalatos lixiviados de los plásticos utilizados en las pruebas.
    • Uno de los autores co-publicó un estudio en el 2007 mostrando un efecto estrogénico de los aceites esenciales de lavanda y árbol de té.
    • En el estudio del 2007 se usaron bandejas de 96 pocillos. Éstos son hechos de plástico que contienen efectos estrogénicos, como los ftalatos.
    • Sabemos a partir de otras investigaciones que los aceites esenciales filtran éstas sustancias del plástico (he ahí la importancia de usar envases de vidrio para almacenar los aceites esenciales puros).
    • Esto siembra la duda sobre si realmente los aceites esenciales son responsables de los efectos in vitro de ésta investigación.
    • Si los ftalatos son los responsables de los efectos hormonales notados, entonces estos explicaría porqué los 8 compuestos mostraron ser activos, probablemente con diferentes potencias relacionadas al grado de filtración.

Como ves, no hay evidencia real de que los aceites esenciales de lavanda y árbol de té sean disruptores hormonales, si no más bien, probablemente se trata de una investigación mal hecha.

Puedes ver el video (en inglés) acá.